"Arte Otro" en el Museo de Tacuarembó



El proyecto Arte Otro en Uruguay, que se plantea un relevamiento a escala nacional de artistas autodidactas, espontáneos, naïf, brut y los mal llamados “primitivos”, cumple diez años y lo festeja con una muestra de su colección y el agregado de piezas de artistas de la zona (Tacuarembó y Rivera) en el Museo de Artes Plásticas de Tacuarembó (MUART).

"Maestra, ama de casa, modista, trabajador rural, enfermero, obrero de la construcción, pescador, carpintero, cantante de ópera… son algunas de las ocupaciones de estos inquietos soñadores que en sus ratos libres se entregaron a la pasión de la pintura, el dibujo, la talla o el modelado. Sus conquistas, bien alejadas de la academia y de las corrientes principales del arte contemporáneo, gozan de una frescura y de una imaginación que las hace trascender el ámbito reducido en el que fueron concebidas."

Queremos agradecer a los artistas participantes, a Eloísa Ibarra,  Osmar Santos y Fernando Stevenazzi, quienes colaboraron con la puesta a punto de la exposición, y a la Directora del MUART, Ethel Raineri, por invitarnos a llevarla adelante.

Es la primera vez que se reúne fuera de Montevideo un número tan importante de artistas “otros” que gracias a sus singulares estilos se han ganado un lugar en la historia del arte nacional. 





Obras originales:

Víctor Andrade / Daniel Barboza / Rosa Cazhur / Cyp Cristiali / Alberto Da Rosa / Miguel Euguren / Carmen García Pernas / Magalí Herrera / Lía Mainero / Orfila Martins / Alfredo Maurente / Alberto Méndez / Manuel Méndez / Ergasto Monichón  / Annie Namer / Alda Pereira / Odín / Adeliano Silva / Alejandro Yanes.

Fotografías de esculturas a cielo abierto:

Juan Artega / Julio César Coronel / Alfredo Cuello / Sergio Isaías Demaría / Arsenio Duarte/ Ramón Gallo / Ramón Lumaca / Américo Masaguez / Alfredo Maurente /  Juan Ángel Palomeque / Miguel Pérez /  Humberto Rigali / Guillermo Vitale.


Las obras expuestas no están a la venta. Las piezas de la colección Arte Otro que se exhiben forman parte de donaciones realizadas por Ana María Artega, Rosa Cazhur, Yvonne D’Acosta, Enrique Gómez, Carmen García Pernas, Kirai de León, Manuel Méndez, Annie Namer y Alda Pereira.

Bordado naïf de Esther Haedo retorna a su lugar de origen




El 25 de julio de 2017 se efectuó la donación del bordado naïf de Esther Haedo a 'Las Nubes' a través de una resolución de la Comisión de Patrimonio Cultural de la Nación (exp. 2017-11-0008-0046). Recordamos el proceso que se llevó a cabo y agradecemos a todos quienes colaboraron para que este sencillo mas emotivo gesto se concretara y este "simbólico retrato de la pareja (Esther y Enrique Amorim) en clave hogareña" retornara a su lugar de origen.

De la entrada del blog de noviembre 2016:

«Días pasados recibimos una curiosa donación (porque desconocíamos las dotes creativas de la autora) para el proyecto Arte Otro en Uruguay. Se trata de una pieza textil de autoría de Esther Haedo (Montevideo 1899 – 1996), un bordado en tela de 54 x 37 cm, que habría sido creado a mediados de la década del cuarenta del siglo pasado, cuando Esther y su esposo, el escritor salteño Enrique Amorim (1900-1960), ya estaban instalados en la moderna casa 'Las Nubes', diseñada por el escritor según los criterios de Le Corbousier. De acuerdo a lo que se nos ha informado, el bordado pasó de manos de su creadora a Renée Amaro Amorim, abuela de María Mattos, quien a su vez es la esposa del artista Carlos Guinovart (Las Piedras, 1965). Estos últimos, María y Carlos, decidieron donar la pieza textil al proyecto Arte Otro en Uruguay en el entendido que se trata de una creación naïf y por el valor histórico de su procedencia. Renée Amaro Amorim fue prima del escritor Enrique Amorim.

Ciertamente es una creación de aire naïf, al parecer inconclusa pese a la terminación del borde. Le falta la "y” de Uruguay y las dos primeras y dos últimas letras para completar el nombre del país vecino, Argentina. Se lee sólo “genti” y “Urugua” y quizás en esas ausencias radica también cierta cuota de ingenuidad (y un poco de falta de paciencia). Pues no parece tratarse de términos completos o cifrados. En la parte posterior, escrito con lapicera se lee: “Hecho por Esther Haedo”. Lleva unas argollas para colgar, no es un "repasador", al menos no parece que esa fuera su función, si bien está manchado, su fórmula compositiva es eminentemente decorativa o ilustrativa.
Al frente, en primer plano, una pareja toma mate con el fondo de un mapa que representa una parte del territorio litoraleño a la altura del departamento de Salto, donde Esther y Enrique tenían su residencia 'Las Nubes'.
Una paloma o quizás una golondrina, bordada de azul ultramarino lleva un ramito de laurel, simbolizando la paz. La escena es de gran serenidad y encanto. Al fondo, como si fueran sitios de interés de un “mapa” se ven bordados de manera muy sintética, dos cúspides de iglesias, un vacuno de perfil, una cabeza vacuna de frente y las líneas de grandes cursos de agua (el río Uruguay y el río Arapey o el Daymán). Los dos figuras ocupan ambas orillas, se podría decir que se reparten entre uno y otro país. La delicadeza de las facciones, los punteados de los vestidos y sus contornos, la manera en que están situados un personaje detrás del otro, la inclinación de la cabeza y los ojos cerrados de la figura en primer plano, que sostiene el mate, recuerdan la obra de su prima, la dibujante y pintora Norah Borges (hermana de Jorge Luis), con quien se frecuentaba por entonces. Aventuramos pues, que se trata de una obra que reconoce la influencia de una estética moderna y familiar a la vez, y que modula con un toque intimista, no exento de cierta dulzura y encanto: un simbólico retrato de la pareja en clave hogareña. En tal caso, la pieza cobra un valor testimonial mayor y es por ello que el proyecto Arte Otro, con la anuencia de los donantes, ha iniciado tratativas para que la pieza se destine a su lugar de origen, "Las Nubes", la residencia hoy convertida en un centro cultural y museo de sitio perteneciente al Estado.»